• México Recicla

3 formas en que el plástico muestra su lado bueno

Actualizado: 22 de ene de 2019





En México Recicla te mostramos 3 maneras en las que el plástico nos ha demostrado que puede ser un gran aliado a la hora de combatir la contaminación.


¿Cuántas veces te ha sucedido esto? Abres tus redes sociales, miras uno que otro meme…y ¡ahí!, en medio de todo, aparece la fotografía de un animal muerto, víctima de los residuos plásticos. No quieres sentirte mal, pero es inevitable; la imagen te recuerda lo poco que haces por ayudar al planeta.


No es mentira que muchos de nosotros hemos desechado envases de plástico sin ser conscientes del daño que provocan. Tampoco, el tener que aceptar que los 300 millones de toneladas de plástico que se generan al año, a nivel mundial, son parte de un grave problema de contaminación ambiental.


Sin embargo, a veces nos olvidamos de que la polución no se genera únicamente por el uso de plástico. La contaminación es un problema integral, que requiere de soluciones integrales.



Existen diversas maneras en las que podemos tomar acciones para salvar el mundo; ya sea con pequeños hechos en nuestro día a día, o impulsando una economía circular, en la que prioricemos la reducción, reutilización y el reciclaje de elementos. Pero, además de ello, podemos aprender a utilizar algunos materiales, como el plástico, de manera inteligente, convirtiéndolos en herramientas de impacto positivo. ¡En serio!


Por eso, en México Recicla, te mostramos 3 maneras en las que el plástico nos ha demostrado que puede ser un gran aliado a la hora de combatir la contaminación ambiental.


1. Envasado de alimentos

Aunque suene difícil de creer, el envasado de alimentos forma parte de una solución para reducir los impactos negativos causados por el efecto invernadero. De acuerdo a Food and Agriculture Organisation, de la ONU, cerca de una tercera parte de los alimentos producidos a nivel mundial son desperdiciados…¡aun sin ser vistos por el consumidor!

¿Cuál es el problema? Que una tonelada de desperdicio de alimentos produce mucho más dióxido de carbono que una tonelada de empaques fabricados.

Utilizar empaques de plástico avanzados ayuda a preservar la comida y aumenta su vida útil, lo que evita una gran cantidad alimentos desperdiciados ... y el daño ambiental causado por estos.


2. Moda sostenible




El cambio de mentalidad hacia una vida respetuosa con el medio ambiente ha repercutido en diversas industrias y en la producción de plástico. Una de estas industrias es la de la moda.

Hoy en día, reemplazar las fibras naturales con hilos sintéticos, elaborados a partir de botellas de PET recicladas, disminuye no solo la severa carga de producción para la agricultura, el uso desmesurado de combustible o los esfuerzos en alimentación animal, sino el impacto negativo que estos suponen. Un gran ejemplo es el de North Face quienes han recolectado y reciclado más de 72 mil kilos de botellas de plástico.

Por otro lado, está el uso de pieles sintéticas que no solo reducen el sufrimiento animal, sino que evitan el desecho de millones de heces que se producen anualmente en granjas, y que representan casi mil toneladas de fósforo; sustancia que contamina los ríos y arroyos cercanos.

Por supuesto, la resistencia de estas prendas al medio ambiente lleva a la preocupación por su eliminación, por lo que las consideraciones de los medios como el reciclaje son importantes, además de la fabricación de textiles con hilos sintéticos de más de 1 mm de tamaño que no representen un riesgo para el océano.


3. Ahorro energético




¿Sabías que el uso del plástico puede generar un ahorro energético? Es tal el caso que, actualmente, podemos encontrar un mayor uso de plásticos que reemplazan componentes metálicos de vehículos y aeronaves, ya que suponen una menor eminencia de gases o reducción en el uso de combustible.

Si bien el uso de plástico puede sonar contradictorio cuando se habla de contaminación, lo cierto es que la eficiencia energética de este material puede ahorrar una gran cantidad de energía en las vidas de las personas, lo que crea un impacto positivo en términos de contaminación.


Por ejemplo, la energía ahorrada al usar materiales plásticos de construcción es de aproximadamente 467.2 billones de BTU de energía al año, lo que es suficiente para satisfacer las necesidades energéticas anuales promedio de ¡4.6 millones de hogares!



Te puede interesar: ADIDAS lanza apuesta por uso de plástico reciclado

LOGO 1.JPG
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram
  • Facebook Social Icon